Ensayo

Deseo, sexo y pornografía como entes de subversión

Con esta y muchas ideas anidadas en la sociedad se empezó a realizar una separación y un fuerte enfrentamiento entre el cuerpo y la mente como si se tratara de dos opuestos irreconciliables, saboteando al primero por la supremacía del segundo, la frivolidad, la mercantilización y la desolación que invaden la vida cotidiana hacen creer que la máxima realización es satisfacer los bienes mundanos del consumo dejando a un lado la mente y al mismo cuerpo, pensando sólo en bienes materiales privilegiando la subsistencia del deseo consumista.
image
Una gran sombra se cierne sobre la civilización burguesa, extendida ahora al conjunto del planeta y cuya superación no se ha realizado aún en ninguna parte: el cuestionamiento de su cultura, que aparece en la disolución moderna de todos sus paradigmas y creencias, esto se manifiesta a través de la perdida de sensibilización artística por la pregonada inmediatez y contenidos vacíos que sólo se focalizan en el escándalo mediático. En esta efímera necesidad de mantenerse vivo y activo la realidad se plasma como una dificultad insoportable que sólo se puede sobrellevar con fantasías que nos separen de lo real y se haga una construcción simbólica  del escape, la fantasía del deseo representa un goce personal y una mítica del pecado carnal ensalzado por la ensoñación de la perfección sexual armónica. Estamos educados por los parámetros establecidos del circulo monógamo familiar en donde tener hijos y ser un ejemplo para ellos limitando la naturaleza sexual del individuo, existiendo un gran vacío natural desde diversos enfoques que no se rigen por leyes morales obsoletas y absurdas, rompiendo con estereotipos que son dictados por la iglesia, la moral, las buenas costumbres y la sociedad, formando una cadena de opresión que limita el accionar de los seres humanos, mostrando la cara hipócrita de la sociedad en donde los deseos y el sexo son prohibidos y ocultos para todos fijando una meta de alejamiento para las masas pero individualmente sale la verdadera naturaleza de esa doble moral.

“Vamos a darnos indiscriminadamente a todo lo que sugieren nuestras pasiones, y siempre seremos felices…La conciencia no es la voz de la naturaleza, sino sólo la voz de los prejuicios” Marques de Sade

Siempre he creído que cuando instamos a la gente a que actúe “correctamente” para conseguir un premio o para evitar un castigo, no la estamos educando, no la estamos formando, simplemente la estamos entrenando y el resultado suele ser que actúan bien cuando creen que alguien los puede estar viendo reprimiendo su verdadero accionar ante la vida.  
image

El erotismo siempre va a la par con el sentimiento de pecado, es por ello que sin la religión, el erotismo es menos interesante, todo deseo tiene un objeto y éste es siempre oscuro, no hay deseos inocentes, el  arte que ha tratado con mayor profundidad el problema de la división cuerpo y mente dentro de la conformación de la identidad sexual ha sido el pornográfico, las nociones de arte puro, el arte esencialmente inútil, el arte hecho meramente para la contemplación, para la vitrina y la sala de museo, no sirve de nada si no hay una confrontación directa con lo establecido.

“El erotismo es la metáfora del sexo” Octavio Paz

El discurso de poder y de los poderosos, aquel que reduce la sexualidad a los órganos genitales, que dice un cuándo, con quién, dónde y cómo ejercer nuestras vidas sexuales se ha encargado de generar violencia en el sexo y en el deseo mostrando como obscenos, peligrosos y prohibidos los instintos porque el discurso de poder lo ha querido así. La perversión, no lo olvidemos, ha sido construida por la mirada heterosexual, la vanguardia artística debe defender sus verdades sin actitudes vergonzantes ni temor a ser acusados de vacíos. El sexo, así como la reflexión sobre sus peculiaridades es, como ya hemos dicho, agradable, y la excitación es gratificante de por sí, ejercer la imaginación y crear fantasías acerca de todas las posibilidades sexuales es una de las sensaciones buscadas por nuestros sentidos. El deseo y el sexo, indudablemente, son de los pulsos primarios que detonan el funcionamiento del engranaje universal. Un portal hacia planos o estados que nos sugieren la presencia divina al interior de cada uno de nosotros. En este mundo en donde todo está prefabricado y tiene un resultado esperado por los grandes monopolios comerciales surge como una expresión de subversión el arte desde todos sus enfoques, pero con singular apremio el “Arte pornográfico”, el cual es aquel que explora la condición humana con una mirada sin tabúes sobre la sexualidad y el desnudo. El arte contemporáneo con tintes pornográficos es crítico, analítico y se vale de todo tipo de medios audiovisuales como la escultura, los videoclips, los performances y las instalaciones para explorar la cultura, la sociedad y el comportamiento humano en la posmodernidad, rompe con lo establecido y todavía es visto como un tabú de una sociedad enferma e hipócrita. “Hay un fragmento de “La Ciudad de Dios”de San Agustín en el que escribe que el hecho de que solo podamos consumar el acto sexual con pasión es nuestra condición caída.” Dentro de innumerables culturas, la sociedad genera herramientas para canalizar un deseo sexual que no logra satisfacerse al encontrar obstáculos morales en su camino, lo cierto es que a nivel neuronal y metafísico, el simple hecho de que existan estas ventanas al paraíso prohibido, como vórtices que hacen traspasar de la censura cultural, social, religiosa y familiar, hace del placer, del sexo y de la pornografía entes subversivo, contraculturales y radicales para estos tiempos.

Cuenta con estudios en Economía y Derecho, así como de maestría en Derecho Laboral y Doctorado en Economía y Políticas Públicas; ha desarrollado una carrera artística en la escritura y en diversas actividades culturales, así mismo cuenta con una trayectoria social y política en cooperativas, asociaciones y sindicatos, también en el ámbito gubernamental ha participado a nivel local y federal, es docente de licenciatura y posgrado, además de conferencista, contando con diversas publicaciones en varios géneros literarios.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad