Poesía

Dos poemas de Gaba Romualdo

Gaba Romualdo (reside en Tecpan de Galeana, Gro) inició su trayectoria en el mundo de las letras en el 2012, autonombrándose como una entusiasta aprendiz a escritora, publicando por cuenta propia a través de la red sus reflexiones, discursos introspectivos y algunos relatos, llegando a obtener algunas oportunidades para ser publicada en revistas digitales como Caracol Azul, Kaleido: Revista Literaria y en Intropia (2017-2018). Es autora de Cartas a Victoria, novela corta construida a base de cartas en tono íntimo y publicada por Editorial Katábasis. Participa además en la antología Flores de vacío (una recopilación de cuento y poesía realizada por el escritor Óscar Páez) en el 2019. También ha prologado el volumen de cuentos Powtrór del escritor Rodrigo Ayala en el 2020. Ha alternado su carrera literaria siendo fundadora y directora de Periódico Poético, una revista de difusión literaria que fomenta la lectura, iniciando actividades en marzo del 2020. Sin más, aquí una muestra literaria del excelente trabajo de Gaba Romualdo.

Coordenadas

Cuando vengas, si vienes,
búscame sentada en las piernas
de tu ausencia, hablando de ti con un gato,
en el día amarillo que olvidaron
todas las estaciones del año

búscame en lo espeso de tu silencio,
espiando al diablo, escondida
entre cama y almohada,
amputando pétalos a
deshoras de la madrugada

búscame interrogando al horrísono
viento que traen los huracanes,
enterrando cáscaras de mis llagas,
a ver si descansa aquello, lo nuestro,
todo lo que se nos ha muerto

búscame,
y encuéntrame buscándote,
columpiándome sobre ti,
búscame tu nombre , liado entre índice
y medio, desgastado en orgasmos

o búscame afuera,
apagando esta sed extraña a mis poros
y a mi lengua,
búscame con la boca abierta
bebiendo del pecho de la tormenta

si vienes antes,
búscame pisciforme,
retorciéndome sobre la arena,
dame agua,
dirígeme a tu fuente.

Si tardas,
encuéntrame bajo mi epitafio,
llámame tres veces y con soberbia,
búscame esperándote,
deshecha, incompleta.

Si no responden mis larvas,
búscame revuelta con la tierra,
siémbrame una higuera,
ordena al universo
que me convierta en breva.

Carta No. 69

Si pido que vuelvas Victoria, qué egoísta sería, por pensar sólo en mí. Si vuelves, qué inconsciencia la tuya, tú sabes es mejor estar así.

Pero en medio de estos posibles egoísmos e imprudencias, el nosotros existe. El “nosotros”, es este estar lejos, pagar nuestros errores; el “nosotros, es este mismo lazo que nos une y nos separa. Es saber que todo es tan fácil, como que tú volvieras por tan difícil como aceptar, yo rebelde, tu pacífica y callada, que el nosotros, es cierto nunca se acaba, pero que nunca más estarás aquí.

Un Comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad