Ensayo

El futuro-presente tecnológico y virtual

Distopías/Utopías

En el presente convulso que nos encontramos como humanidad, es importante valorar los distintos rumbos por los cuales estamos transitando, todo ello pensando y analizado dentro de la vorágine de la híper-realidad tecnológica que en simbiosis con el sistema capitalista somos presas cautivas con escasa voluntad en la actual coyuntura, debido a que este sistema ha ido consumido ideologías y pensamientos divergentes, alineando las presuntas rebeliones con una domesticación cultural y colonial, por medio de usurpación de identidades que generan falsamente felicidad artificial llenando vacíos existenciales con hologramas tecnológicos que suplantan la realidad.

El desarrollo de la sociedad está impregnado de ideologías que van maleando las actividades y decisiones, porque según el Diccionario Filosófico Abreviado, la ideología es el “sistema de opiniones, de ideas y de conceptos profesados por una clase o partido político. Las opiniones políticas, la filosofía, el arte, la religión, constituyen formas de la ideología. Toda ideología es el reflejo de la existencia social, del sistema económico que predomina en el momento dado, esto se ve reflejado en que todos pertenecemos a una clase social determinada y todos tenemos de forma consciente o inconsciente, una ideología.

Cuando pensamos en el futuro, a veces no nos percatamos que este parte del preciso momento en cuando lo vemos, tratando de explicar el tiempo de una forma lineal y concatenada, lo cual es falso, porque lo que nos delimita son las creencias e ideologías, ya que, existiendo ideologías captadas desde la propia óptica proyectan determinada realidad social, las cuales no siempre reflejan la certeza social actual, debido a que se han ido acumulando varias predicciones sobre el futuro tanto distópicas como utópicas, porque la ideología lo impregna todo, ningún producto de carácter artístico, político, económico o cultural está carente de esta ideología desde el mismo momento de su concepción, la ideología tiene que pasar desapercibida, debe sustraerse a todo reconocimiento, para camuflajear lo evidente, su funcionamiento debe contar con la complicidad de la ciudadanía que vive engañada por su propia verdad que elige por medio de ideologías.

Hoy que la velocidad ultrasónica de la vida hace patente la exaltación a lo nuevo y a lo digital, se rompen valores tradicionales conflictuándose con las modalidades modernas de estética social, que se encuentran en lucha permanente en un choque constante entre lo antiguo y lo ultramoderno, la consigna del fin de los tiempos se hace patente con un darwinismo social destructor, en donde el futuro se vislumbra por medio de la muerte, la destrucción y la desolación de un mundo tecnológicamente avanzado pero humanamente abandonado, en donde se hace presente un inminente colapso ecológico en todo el planeta, por la sobre explotación industrial de las grandes empresas que devastan al planeta para obtener ganancias a costa de la vida natural del mundo, estas industrias no descansan en la obtención de lucro por medio de la explotación minera, petrolera, acuífera, agrícola, entre otras, hasta la mercantilización de la propia vida.

Sabedores que el proceso de comunicación ha ido variando en las distintas épocas de la historia de la humanidad y que nadie duda que en nuestra época el avance tecnológico ha incidido en forma directa en la sociedad, creando nuevos conceptos, cambiando nuestro modo de vida cotidiano y, sobre todo, ha incidido en nuestra forma de comunicarnos, porque anteriormente las relaciones sociales se realizaban presencialmente pero con la tecnología lo físico pasa a segundo plano, la comunicación se interactúa de manera virtual, navegando por medio de imágenes que, como en el sueño, se sustraen del espacio y el tiempo, creando figuraciones placenteras, porque Internet es el espacio virtual que no tiene dimensiones, un mundo sin itinerarios, sin desplazamientos del cuerpo, interactuando sin límites espaciales, en esta realidad virtual que produce alteraciones nerviosas y distorsiona los sentidos, no es necesario que la persona viva concretamente la situación, basta con que sus sentidos (vista, oído, tacto) crean que el hecho está ocurriendo efectivamente, en el psicoanálisis existe lo que llamamos “realidad psíquica” que es una forma particular de existencia que no debe confundirse con la realidad material, sino que es lo que en el psiquismo de un sujeto adquiere valor de realidad.

La realidad virtual está cada vez más presente, debido a que China acaba de lograr la supremacía cuántica, con el equipo computacional llamado “Jiuzhang”, que ha podido resolver en tan sólo 200 segundos un problema que al superordenador clásico más avanzado del mundo, la supercomputadora japonesa “Fugaku” le costaría 600 millones de años en completar, esta proeza digital es la supremacía cuántica, debido a que los ordenadores clásicos se comunican entre ellos a través de “bits”, el lenguaje binario que, a través de complejos cálculos matemáticos, convierte la información en unos y ceros. Sin embargo, en computación cuántica, los sistemas hablan en “cúbits”, que pueden ser 1 y 0 a la vez, lo que multiplica exponencialmente el rendimiento de esta tecnología, resultando que, con muchas menos operaciones, se pueden hacer cálculos considerablemente más potentes.

Asimismo, cuando la mayoría de los países están adaptándose en la tecnología de la quinta generación en las redes móviles, Corea del Sur anunció que tiene planes para lanzar la tecnología 6G en 2026, en donde la velocidad de conexión que alcanzará este nuevo estándar será de 1 TeraBits por segundo, es decir, 50 veces más rápido que la tecnología 5G, implicando en esta tecnología a toda la rama de la Inteligencia Artificial que interactúa con las redes móviles.

El actual modelo tecnológico implica una nueva arquitectura del vínculo social, cuyo andamiaje será una estructura lógica constituida por la información, la interacción y la autorregulación, y cuyo modelo físico es el computador, es allí que el ser humano pierde terreno en el ámbito de la comunicación, delegando sus facultades a las máquinas, produciendo que la cibernética tiene que marginar al individuo e imponer un ideal de humano que lo despoja de su interioridad, tomando el mito fundador de la modernidad, la inteligencia artificial, para crear un humano-máquina dotado de un cerebro-computadora que pueda auto-controlarse y domar las adversidades por medio de fórmulas matemáticas controladas que logren alcanzar la perfección.

Podemos pensar que las máquinas, equipos y sistemas inteligentes comparten semejanzas con el comportamiento humano, pero es una tarea difícil el igualar los aspectos físicos, cognitivos y emocionales de un sistema, maquina o equipo a los de un ser humano, y puede que sí sea difícil, pero no imposible, la diferencia principal entre la Inteligencia Artificial a la de un ser humano, está en que la Inteligencia Artificial no cuenta con conciencia ni voluntad, según la invención de Alan Turing, lo único que le falta a la Inteligencia Artificial para actuar y pensar como un ser humano en términos cognitivos son la conciencia y voluntad, por eso se afirma que lo que se busca no sea precisamente el lograr pasar el test de Turing al simular una conciencia y voluntad artificial o siquiera alcanzar la Súper Inteligencia Artificial (SIA), sino dar el siguiente paso hacia una nueva forma de vida artificial.

En otros campos de la tecnología se están dando avances trascendentales a lo que conocemos, pareciendo cosas sacadas de la ciencia ficción, como las que actualmente están pasando con la adopción de modelos basados en el Machine Learning y en Big Data, esto es a través de una gran colección de datos, que se están desarrollando tecnologías que permiten una traducción automática y simultánea para interpretar cualquier lengua, como ejemplo tenemos el Dash Pro, otro caso es la tecnología que está llevando a cabo la empresa Emotiv, la cual se pueden controlar dispositivos con nuestro cerebro, con nuestros pensamientos e intención, por medio de interfaces que conectan nuestra cabeza al ordenador, captando las ondas que generamos en nuestro lóbulo frontal y temporal, aunado a los nanobots y la Realidad Virtual, tecnología mediante la cual podremos conectar nuestros cerebros a la Internet con nanobots, que proyectarán una realidad virtual desde el sistema nervioso, así mismo se está desarrollando la Telepresencia y realidad aumentada holográmica, como la que ofrece Magic Leap mediante el spatial computing, asimismo existen actualmente materiales nuevos para la producción de objetos, como es el grafeno, que permite crear móviles flexibles, pero también Hyundai se encuentra fabricando exoesqueletos que permiten al ser humano tener mayor fuerza para cargar pesos, colocarlos con precisión e incluso avanzar largas distancia sin esfuerzo, y mención aparte merece SpaceX, con sus vehículos auto-conducidos listos para la carrera espacial.

En esta carrera tecnológica el Blockchain, merece una mención importante debido a que esta tecnología es una de las formas más inteligentes de gestionar información aplicable a todos los sectores,  porque la tecnología Blockchain no es sólo una base de datos, sino un conjunto de tecnologías que permiten la transferencia de un valor o activo de un lugar a otro, sin  intervención de terceros, proponiendo un nuevo modelo en el que  la autenticidad no la verifica un tercero sino la red de nodos (computadores conectados a la red) que participa en Blockchain. De ahí que ninguna transferencia de valor, ya sea dinero u otro activo que posea alguna clase de valor, se efectúe por medio de un intermediario, sino a través de un consenso, permitiendo almacenar la información en todo momento de manera transparente. Además es importante hacer notar que la propia economía está mutando, debido a que en este tiempo se están usando cada vez más criptomonedas, también llamadas monedas virtuales o criptodivisas, las cuales son dinero digital, esto significa que no hay monedas ni billetes físicos, toda la transacción monetaria es en línea, las criptomonedas más conocidas son el Bitcoin y el Ether, pero se continúan creando nuevas criptomonedas en tiempo real sin intermediarios bancarios, avanzando en la tecnología monetaria del mundo.

Ahora no sólo vivimos un colonialismo cultural, racial y económico, sino que la colonización ya es tecnológica, las potencias transnacionales con sus posturas implementadas con base en la tecnología segregan y aíslan a poblaciones enteras bajo su lógica comercial y lucrativa de la tecnología, con la creación de polos de desarrollo conceptuales y urbanísticos basados en Antonio Sant’Elia en su “Manifiesto de la Arquitectura Futurista” con sus ciudades del futuro, en donde los productos digitales predisponen la vida natural del ser humano, la civilización digital encara una nueva forma de cataclismo, donde la disrupción del sistema climático ocupa un lugar central, pero el derrumbe social es inminente donde le vacío personal y la falta de esperanza está creando autómatas dependientes de las directrices tecnológicas dictadas por los emporios digitales, creando también ahora analfabetos digitales los cuales están totalmente fuera de las actuales posibilidades de crecimiento y desarrollo que marcan los tiempos actuales.

La implementación de la tecnología no es ajena a la adopción de ideologías, en este caso preponderantemente el capitalismo se ha apropiado indebidamente de esta boom tecnológico, creando una fábrica de lucro en donde todo lo digital se vende y se compra, incluido los sentimientos de las personas, con fantasías digitales que exhiben el vacío espiritual actual del ser humano, como son el caso de aplicaciones digitales amorosas, pornografía virtual y digital, burdeles de robots sexuales, drogas híper-sintéticas, redes sociales, entre otras actividades virtuales; si bien es cierto que la vida digital nos dan la sensación de estar conectados con el mundo, mientras más nos sumergimos en el universo virtual, más alejados estamos de lo real, creando realidades alternas muy parecidas a lo que nos plasmó Stephenson en su novela “Snow Crash”, hasta el punto de sentir que a pesar de estar rodeados de gente en un mundo virtual, vivimos una de las consecuencias más relevantes de la era tecnológica, la soledad, porque cada día que pasa en la era digital, verdaderamente nos resulta más difícil distinguir los simulacros de acontecimientos virtuales y los acontecimientos mismos, esta situación se puede ver representada en la alternancia entre fragmentos de realidad y fragmentos de ficción que ocurre en las cuentas de las redes sociales.

El planeta esta capturado por la ideología tecno-capitalista con un auge mercantil que supedita el orden social, con mercados autosuficientes que devoran la inteligencia, incrementando la paranoia con medidas de control más sofisticadas y peligrosas haciendo palidecer a “1984” de George Orwell, en donde la seguridad humana se tambalea de crisis en crisis, con abundantes experimentos biológicos, como son la clonación, la transferencia lateral de datos genéticos, la replicación transversal y la ciberótica, que se confabulan en un caótico resultado genético, a la par de apariciones de nuevas enfermedades cada día más contagiosas y peligrosas como en la obra de Camus: “La Peste”,  mostrando un lado oscuro de la historia inmersa en el capital codificado y axiomatizado por una tecno-ciencia del desequilibrio de procesos irreversibles, indeterminísticos y crecientemente, sucesivamente asociados con la termotécnica, la signalética, la cibernética, la dinámica de sistemas complejos y la vida artificial, con una invasión lanzada desde el futuro.

La ciencia ficción nos alcanzó, como en un guion de cyberpunk al estilo de “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”, de Philip K. Dick, en donde se muestra una sociedad corrompida y podrida, con la vivencia sumergida en un entorno de muy alta tecnología, que aparenta un signo de riqueza, pero que al verla en los estragos sociales que está ocasionando nos empobrece hasta límites infrahumanos, con una ideología tecno-neoliberal sin moral, ni valores, porque el mundo virtual puede contribuir a crear un sentimiento de aislamiento del ser, pero siendo francos el aislamiento no es consecuencia exclusiva de la tecnología, forma parte también de un sistema implantado desde una arquitectura capitalista salvaje antinatural, porque como seres humanos estamos programados para vivir en comunidad, compartir, conversar y expresar de manera gestual nuestros sentimientos, no sólo por medio de una pantalla.

El actual sistema económico que esta impuesto en el mundo parece no haberle puesto límites a la fantasía, muy semejante a la película de “Mad Max”, en donde, sujetos, objetos, cuerpos, relaciones, instituciones, sociedades y todo lo tangible, ha caído en las garras de la mercantilización extrema hasta formar parte de ella, de modo que ya no existe un espacio exterior a la misma, resultando que el capitalismo se mantiene gracias a sus propias y horrendas contradicciones, saliendo fortalecido de las crisis que su propia dinámica provoca, fascinado el ser por la tecnología y por su desarrollo contemporáneo tan vertiginoso, no se percata que está inmerso en su propia destrucción, vivimos factores fundamentales de aceleración, con elementos que no dejan verse a simple vista pero sus efectos se ejercen diariamente.

Las contradicciones del capitalismo no son para nada una discusión reciente, ya lo había mencionado Karl Marx en sus libros marcando el camino de esta crítica, pasando por Thomas Piketty, David Harvey, entre otros; pero ahora la visión aceleracionista del futuro va más con la propagación de la automatización, la tecnología y de los postulados sobre la renta básica universal, además de la creación de una sociedad unida en torno a algo más que el trabajo, provocando la destrucción del orden actual con el objetivo de instalar un futuro post-capitalista, como lo plantearon Nick Srnicek y Alex Williams en el “Manifiesto Aceleracionista”, este futuro es irreversible debido a la digitalización del mundo, con la cibernetización de todas y cada una de las relaciones humanas, en donde los engranajes que sostenían el arcaico sistema productivo capitalista ha sido sustituidos por los chips tecno-capitalistas, las herramientas virtuales y el internet han dejado de ser los medios para tener el mundo a la mano, ahora somos los seres humanos los medios a través del cual la red virtual se expande.

Con la vida interrumpida en la excepción pandémica, se vislumbran elementos que estarán presentes en la denominada nueva normalidad, en donde, en otras palabras, la nueva normalidad se asemeja mucho a lo que estamos viviendo en estos momentos, con sistemas digitales de autocontrol que serán encargados de vigilar y medir la eficiencia de cada actividad, con un orden jerárquico sin nombres ni rostros, la fuerza laboral se reducirá dramáticamente, con una era de despidos sin precedente en la era moderna por la automatización tecnológica actual con un trabajo a distancia que permite un control absoluto de los operadores, descartando todas las formas de solidaridad y resistencia laborales, expandiéndose las plataformas digitales que producirán espacios virtuales y holográmicos para dar el efecto de presencias no virtuales, seremos presas de los algoritmos digitales, porque la idea básica es que las tecnologías de la información, en las que los algoritmos son un componente central, no constituyen simplemente una herramienta del capital, sino que simultáneamente construyen nuevas potencialidades para formas de gobierno pos-neoliberales y modos de producción pos-capitalistas, controlando todos nuestros movimientos a gran escala, deshumanizando al ser en toda dimensión, pero también la cibernética y las plataformas digitales podrían posibilitar una autogestión efectiva y común de las luchas contra el capitalismo, y cuya reapropiación debería considerarse como uno de los objetivos fundamentales de cualquier tipo de lucha anticapitalista, liberando al ser de las cadenas de este sistema excluyente y asesino.

Continuara…

Cuenta con estudios en Economía y Derecho, así como de maestría en Derecho Laboral y Doctorado en Economía y Políticas Públicas; ha desarrollado una carrera artística en la escritura y en diversas actividades culturales, así mismo cuenta con una trayectoria social y política en cooperativas, asociaciones y sindicatos, también en el ámbito gubernamental ha participado a nivel local y federal, es docente de licenciatura y posgrado, además de conferencista, contando con diversas publicaciones en varios géneros literarios.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad