Análisis

La paradoja del bucle infinito (destino, amor, libre albedrío, tiempo, existencia…)

 

¿Cómo es posible que coincidamos en el mismo tiempo, lugar, instante, situación. y modo con esa persona especial o con la tragedia inexplicable?

Si supiéramos cómo terminará todo, adónde nos llevará nuestro viaje, ¿tomaríamos las mismas decisiones? o ¿elegiremos un camino distinto?”

¿Podemos modificar nuestra vida o somos parte de una historia ya escrita?

Todas esas interrogantes son abordadas en la serie alemana de streaming “Dark”, la cual consta de tres temporadas,  su trama se desarrolla en una fusión entre la ciencia ficción, la filosofía, la física, el amor, la familia, lo religioso, el destino, la tecnología y otras cuestiones intrínsecas del ser humano.

En este contexto vale la pena mencionar que dentro de un juego sin fin nos encontramos, en donde parece que la ruta de la vida está basada en la creencia de que los seres humanos tienen libre albedrío, en donde los sentimientos y las decisiones conforman la máxima autoridad moral de nuestras conductas, con la capacidad que otorga sentido a todo lo que pensamos, hacemos y nos caracteriza como humanos, pero qué pasaría si todo lo que vivimos o vamos a vivir ya estuviera predestinado, la mera voluntad no sería suficiente para tener una vida plena, ya desde hace mucho tiempo se ha plasmado este dilema, como por ejemplo Platón, utilizó una interesante metáfora para ejemplificar el juego entre el libre albedrío y el destino, pidió que imaginábamos una nave con rumbo fijo y un capitán que la lleva por un trayecto determinado hasta el puerto de llegada: esto corresponde al destino, a lo inexorable, pero, mientras dura el viaje, los ocupantes pueden moverse libremente por la nave y asumir cuantas actitudes crean convenientes: esta es la parte de libre albedrío que corresponde al hombre.

Casi todas las religiones proclaman y tocan el tema del destino en sus diversas doctrinas, enmarcadas por una fuerza superior que es la que rige sobre las acciones y voluntades de los seres humanos, por ejemplo: “Hágase tu voluntad” para los cristianos; “La voluntad divina es mejor” (ishvarechcha gariasi) para los hindúes; “Si Dios quiere” (Inshallah) para los musulmanes, o en las palabras del Buda: “Los acontecimientos suceden, las acciones se llevan a cabo, pero no hay ningún hacedor individual”; Esto es un eterno debate en la historia de la humanidad el papel del destino en la vida de los seres humanos, porque las doctrinas modernas, progresistas y liberales no se adhieren a la supremacía del destino y enfatizan al libre albedrío la formación de su propia vida.

“Lo que sabemos es una gota, lo que no sabemos un océano”

image

Es importante decir que tanto en las culturas orientales y occidentales, la mayoría de las religiones han creído en formas de destino especialmente relacionadas con la predestinación, desde el Tao del confucianismo chino, el Karma del hinduismo, o la católica Providencia, que deja cierto margen a la libertad, o la férrea predestinación del Calvinismo, es así que mirado desde el punto de vista religioso, el destino es un plan creado e ideado por Dios, por lo que no puede ser modificado de ninguna manera, pero la teoría judeo cristiana nos habla del libre albedrío haciendo al ser humano ser a imagen y semejanza de Dios.

En esta coyuntura la humanidad evoluciona y nos enfrentamos a nuevas situaciones, nuevos terrores y catástrofes, a menudo, todos los hemos provocado nosotros como se representa en la central nuclear de Winden y, la mayoría de las veces, no podemos comprenderlos, es por ello que los griegos llamaban al destino Ananké y lo consideraban una fuerza superior no solo a los seres humanos sino incluso a los mismos dioses personificada por Moira, en la mitología romana el destino se personificó como la diosa Fatum.

Es también de advertir que en el Tonalamatl, denominado “El libro de los de los destinos” en la cultura azteca, tenían un gran significado en ese aspecto el destino, en estos preciados elementos de carácter astrológico se elaboraban diagnósticos y pronósticos sobre el orden cósmico, el destino y el rumbo del planeta influenciada totalmente por la cuenta de los días, creándose un portentoso método para una proyección del futuro que habría de mantener un orden entre los tiempos.

“No sólo el pasado influye en el futuro, sino que el futuro también influye en el pasado”

Entonces el poder sobrenatural inevitable que guía la vida humana y la de cualquier ser a un fin no escogido, de forma necesaria y fatal, en forma opuesta a la de la libertad, eso es el destino, toda esta causalidad es la eventualidad que expresa la efectividad como consecuencia de la potencialidad para un acto, es así que el destino se relacionaría con la teoría de la causalidad que afirma que, si “toda acción conlleva una reacción, dos acciones iguales tendrán la misma reacción, a menos que se combinen varias causas entre sí haciendo impredecible a nuestros ojos el resultado”, esto se interpreta que nada existe por azar al igual que nada se crea de la nada, todo tiene su causa y si tiene una causa estaba predestinado a existir desde el momento en que la causa surgió, pero debido a que la inmensa cantidad de causas es impensablemente inmensa, nos es imposible conocerlas todas y enlazarlas entre sí por lo cual creemos que no están predestinadas.

Pero inmersos en el pensamiento científico y las diversas teorías de la evolución como Darwinianas y la idea del espacio-tiempo introducida por Newton, se empezó hablar de una elección de vida o libertad de acción de los seres, la ciencia ha ido cambiando nuestras percepciones del mundo, es así que los seres humanos han mutado en pensamientos que dislocan nuestra posición en el mundo, haciéndonos ver que no somos lo que creíamos ser, en este aspecto Sigmund Freud, comentaba que la humanidad ha sufrido tres heridas a su narcisismo: la tierra no es el centro del universo; el hombre es un producto de la evolución de ciertos homínidos; y el hombre es gobernado por su inconsciente, esto es, por motivos que no percibe ni comprende, la ruta de entender esto es a través de la capacidad para moldear el destino en donde solo existe el libre albedrío, preponderando esta libertad un valor trascendente a sus creaciones, esfuerzos, sufrimientos y fracasos, en esta lógica del determinismo científico el ser humano solo está a la deriva construyendo su vida cada presente, sin una consecución predispuesta de una fuerza superior que rige los cauces del destino.

image

En esta permanente guerra autoprovocada de nuestro tiempo, tarde o temprano se cobrará víctimas en el futuro y esta idea está inevitablemente presente en las ficciones que creamos por medio de nuestros actos, porque difícilmente podemos asumirla a nivel intelectual y espiritual, pero siempre estarán presenten anomalías que perturban la existencia como la culpa, la responsabilidad, las consecuencias y las verdades que nos cuesta admitir y que, sin embargo, siempre salen a la superficie, esto se plasma magistralmente en la serie alemana Dark, en donde el tiempo, el destino, la finitud, el amor y las sensaciones más primitivas de los seres humanos hacen su aparición en una cronología de hechos ensimismados en una Triqueta propia de la cultura celta que es considerada un símbolo pagano., en el que tres óvalos se comunican entre sí representando la vida, la muerte y la reencarnación, en la serie nos plantea que cada sección significa una época pasado, presente y futuro, marcadas por la pérdida de la ingenuidad, la inocencia y la vida misma, de nuevo repitiendo el concepto de trascender, en todo caso interpretando la metáfora del Camello, el León y el Niño de Nietzsche, así mismo la Triqueta, está envuelta en un círculo más grande, este representa el sistema holístico de la vida y sus etapas, esto es la eternidad e indivisibilidad de todo lo que afecta en el universo, también la invisibilidad de su unión, es aquí que el tiempo con su interminable e infinita consecución crea una disolución de anomalías en una desaparición total de las esperanzas de una eternidad placentera.

“Creí que tenía tiempo. ¿Por qué la gente dice eso: Tener tiempo? ¿Cómo uno va a tener tiempo si el tiempo lo tiene a uno? “

Pero analicemos también el planteamiento Kantiano que nos describe el tiempo como sólo una forma de verse así mismo, interpretado que el tiempo sólo existe en función de uno mismo, en una paradoja que se hace y se realiza, lo que le destinas y la forma en que lo haces es completamente tu responsabilidad y lo percibes según tus actividades y forma de ser, en la narrativa de Dark los personajes transitan a través del tiempo en una forma dimensional, en donde el pasado, el presente y el futuro solo son estados temporales no convencionales o perpetuos, solo el posicionamiento de los personajes hacen que este tiempo sea visible para ellos,

Si tomamos en cuenta la física cuántica se puede decir que, aunque el tiempo parece real este no existe de forma lineal como lo percibimos, Einstein demostró que tanto el tiempo como el espacio son diferentes para cada persona que lo percibe, en la teoría de la relatividad el movimiento es muy importante, resultando que el espacio-tiempo es una ilusión y todo existe al mismo momento en el presente, en estas teorías, la aceleración o la desaceleración del tiempo depende de los marcos de referencia de los observadores, debido a que el tiempo de un observador en movimiento se ralentiza según lo observa un observador estacionario, todo esto resulta que las visiones del tiempo son construcciones humanas, si el tiempo parece lineal, eso es porque los humanos lo hemos modelado de acuerdo con nuestro sistema nervioso y a nuestras percepciones, lo cual se muestra de una forma didáctica en Dark, con la premisa de los viajes al futuro y al pasado en donde a través de un bucle espacial infinito hace converger el espacio en el mismo tiempo con los mismos personajes.

“Si miras mucho tiempo dentro del abismo, el abismo también mirará dentro de ti”

En la religión brahmánica la reencarnación existe en un ciclo sin fin llamado la Rueda de Samsara, una especie de vagabundeo por una vida sin propósito ni sentido, un nacer y renacer marcado por las buenas o malas acciones, el karma de cada alma que todavía no se ha liberado de su peso lo que hacía que se viviera en un ciclo sin fin hasta purificar el alma y trascender, en Dark nos muestran este andar infinito del cual también nos habla Friedrich Nietzsche en donde define el tiempo de manera circular, por lo que nada es casual sino causal, existiendo un principio y un fin que generan un nuevo principio siguiendo exactamente el mismo camino, trascendiendo en cada ciclo en donde el Hombre se ha transformado en Superhombre y ha decidido vivir sin miedo, el tema del eterno retorno lo desarrolla Nietzsche en el capítulo de su libro Zaratustra titulado “De la visión y el enigma”, en donde el tiempo actúa contra el sentimiento destructor y aniquilador, en este caso representado en el Zaratustra por un enano de las potencialidades de la voluntad de poder, con ello se busca la destrucción del sentido trascendente del tiempo lineal judeo-cristiano, en el cual el instante de tiempo no es un simple tránsito desde un pasado hacia el futuro, sino que en él mismo se muestra el tiempo eterno, en estas metáforas el enano del Zaratustra menciona que “todas las cosas derechas mienten, murmuró con desprecio el enano. Toda verdad es curva, el tiempo mismo es un círculo”, ya que todo cuanto sucede debe volver a suceder, significando que el eterno retorno es el fin de toda finalidad trascendente.

“No conocemos nuestros fin, pero nuestro fin sí nos conoce. Salvación o perdición. Podemos creer en la ilusión del libre albedrío, pero no podemos eludir nuestro destino final”

Asimismo, Dark nos ilustra con la ensoñación del amor romántico e imposible encarnado por Jonas y Martha, mostrando que no importa en qué época ni en qué dimensión se encuentren siempre estarán unidos por esa fuerza indestructible del amor, pero magistralmente termina este amor denominando solo como una anomalía de la vida y por lo cual no existe realmente, solo se manifiesta en sus percepciones que tienen ambos personajes, estos dos personajes también nos remontan al génesis judeocristiano en donde Adán y Eva dan origen a la humanidad, pero en donde su primogénito solo engendra caos en los multiuniversos, haciendo que en las dos dimensiones anómalas se plasme la muerte como una liberación de este retorno infinito, esta dualidad de la explicación del principio del todo se puede observar en muchas cosmogonías de pueblos antiguos, como es el caso de la mitología huichol que nos habla de sus deidades el padre fuego Tatevari y la madre agua Tatiei Matinieri, con este argumento creativo del todo podemos mirar también que la lógica de existencia gradual en la cual la versión holística, todo está relacionado entre sí, el todo es más que la suma de sus partes, es un sistema que solamente si lo analizamos en su conjunto podremos entender como un reloj, de allí la representación de Tannhaus como relojero, es por esta concepción que no se ha podido modificar el curso del tiempo, siempre se intentan cambiar los pequeños engranajes que forman parte de él, pero esto es algo mucho mayor que todos ignoran y muy pocos entienden a la perfección.

image

Otro simbolismo muy particular que se muestra en toda la serie es la Tabla Esmeralda, la cual es una escritura sagrada en el Hermetismo, en ella nos habla de transmutaciones espirituales para llegar a la perfección, aunque para alcanzar sus significados debemos trascender las limitaciones corpóreas y racionales, participando dentro de este todo entre lo que viene antes, o lo que viene después, simbolizando al tiempo como un todo y existe por sí mismo como una ley inevitable, con esta concepción tenemos nuevamente una visión de la totalidad logrando la iluminación para acceder al todo, representado por el Uróboros, el cual es simbolizado por un dragón que se come su propia cola referencia la naturaleza cíclica de las cosas, las cuales están sometidas a un ciclo eterno de creación y destrucción, como se menciona “el fin es el comienzo y el comienzo es el fin”.

“Un hombre puede hacer lo que quiere, pero no puede querer lo que quiere”

Es aquí también en donde nos remontamos a la representación de la voluntad, como una esencia principal del ser en su querer insaciable, porque en el fondo nuestras acciones están determinadas por el desenvolvimiento de esta voluntad como objeto de la naturaleza, esto significa que si bien podemos hacer lo que queremos según queramos, no podemos elegir lo que queremos; en tanto este querer es esencial y, por lo cual, no es modificable, la serie Dark plantea el pensamiento de Schopenhauer que desarrolló en forma precisa en su libro “Sobre la libertad de la voluntad”, es por ello que vale la pena cuestionarnos que nuestra consciencia no manda mucho y tampoco somos tan libres como quisiéramos y, si lo fuéramos, quizás no nos gustaría tanto. Friedrich Hegel afirmaba que los procesos históricos tienen sus cursos autónomos, las personalidades cumplen roles y que, si bien se pueden modificar algunos detalles de acuerdo a la personalidad, las personas no son las que hacen la historia, sino que cumplen papeles que indefectiblemente alguien va a ocupar, todo pasa por algo y absolutamente todo sigue su curso histórico, en donde el humano es simplemente un vehículo y no importa quién sea su intérprete.

“No existe la magia, todo es ilusión. Las cosas sólo cambian cuando nosotros las cambiamos, pero tienes que ser hábil, hacerlo en secreto. Y entonces parece magia”

image

Ahora después de todas estas reflexiones vale la pena cuestionarnos: ¿Realmente existimos? ¿Somos solo una anomalía de una partícula de dios? ¿Existe el destino? ¿Somos libres? ¿Todo sucede igual que antes? ¿No puedo ser yo sin haber sido tu antes? ¿Estamos inmersos en una eterna paradoja de Zhuang que nos cuesta despertar y por lo tanto entender nuestra fatalidad? Estas interrogantes son solo algunas de las que podemos cuestionarnos como seres humanos, no tenemos las respuestas, pero al menos podemos pensar sobre ello, entendiendo que los seres humanos estamos, entrelazados eternamente en conflicto perpetuo hiriéndonos sin aprender, cada generación, cada nuevo ciclo de vida, encontrando la liberación de la finitud de nuestro bucle infinito con la muerte, terminando con la anomalía que somos para guiarnos por la sensación de un descanso momentáneo y una liberación ansiada.

Cuenta con estudios en Economía y Derecho, así como de maestría en Derecho Laboral y Doctorado en Economía y Políticas Públicas; ha desarrollado una carrera artística en la escritura y en diversas actividades culturales, así mismo cuenta con una trayectoria social y política en cooperativas, asociaciones y sindicatos, también en el ámbito gubernamental ha participado a nivel local y federal, es docente de licenciatura y posgrado, además de conferencista, contando con diversas publicaciones en varios géneros literarios.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad