Ensayo

Yeshua Ben Yosef

Éste texto no es una parábola de fe donde el punto que se quiere mostrar sea la religión, simplemente éste ocurso toma en cuenta las enseñanzas de una persona que con sus palabras y sus acciones transformo a la humanidad, creó una revolución de conciencias que cambiaron el rumbo de la sociedad, es por ello importante señalar desde mi punto de vista lo fundamental del significado de Jesús de Nazaret.

La lucha de Jesús fue contra el hambre, miseria, guerra, muerte, enfermedades, tortura, racismo, discriminación y deshumanización del hombre, Jesús tenía origen humilde ya que fue carpintero, como su padre, durante su prédica, Jesús y sus apóstoles vivieron de la caridad, ingreso que consideraban patrimonio común del colectivo.

El cristianismo auténtico, tienen en común la aspiración a un mundo donde reinen la justicia, la igualdad, la fraternidad y la hermandad en la aspiración a la unidad, es muy conocido el Sermón de la Montaña de Jesús, el carpintero de Nazaret, un humilde hijo del pueblo mencionó una utopía social hablando de paz, de justicia, de compasión y de amor al prójimo y critica la avaricia de los ricos  a los que considera simples administradores de bienes que debieran ser colectivos, pero jamás los quieren compartir.

El problema de los ricos, pues,  no es que lo sean, sino que se resistan a desprenderse de lo que corresponde a los que no lo son, sólo basta el famoso pasaje del joven que le pregunta: qué debe hacer para seguirlo, y contesta Jesús: “una sola cosa te falta: anda, vende cuanto tienes y dalo a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo; y ven, sígueme” (Marcos. 10, 20-22). Además añade: “En verdad os digo: que difícilmente entra un rico en el reino de los cielos. De nuevo os digo: es más difícil que un camello entre por el ojo de una aguja que entre un rico en el reino de los cielos”(Mateo 19,16-26, Lucas 18, 18-27).

Jesús condenó esa acumulación de riquezas y se enfrentó abiertamente al mercantilismo (recordemos el pasaje que lo describe echando violentamente a los comerciantes del templo); repartió siempre de forma igualitaria (los panes y los peces, el vino en las bodas de Canaán); desdeñó las jerarquías y los privilegios (lavó los pies a sus discípulos); se declaró enemigo de la usura y dijo que los ricos, los que acumulaban poder económico, no tenían cabida en su reino.

Sobre la acumulación de posesiones fulmina: “¿Y qué aprovecha al hombre ganar todo el mundo si pierde el alma?” (Mateo 16, 26; Marcos, 8, 36, y Lucas 9,25-27).

Se rodeó de los más desposeídos, de los marginados y de las minorías, empezando  porque se convirtió en el líder perfecto para los zelotes que buscaban una rebelión contra el dominio romano de Palestina, aunque luego le retiraron su apoyo; dio cabida e importancia a las mujeres dentro de su proyecto; y nunca se posicionó en contra de las relaciones entre personas del mismo sexo, a lo que incluso podemos llegar a afirmar que las bendijo al haber curado al amante del Centurión romano que se encontraba postrado en una cama, quien le abordó en su entrada en Cafarnaún.

Jesús “obró el milagro” sin llegar a cuestionar negativamente la relación que unía a estos dos hombres.

Jesús desdeña jerarquías o privilegios: “Si alguno quiere ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos.” (Marcos 9, 33-37; Mateo 18,1-5 y Lucas 9-46-48).

image

Su muerte no sólo se debe a sus creencias y a ese intento de cambiar la ortodoxia de su religión, sino también a sus ideas políticas. Era un antiimperialista que buscaba revertir mediante una revolución “pacífica” el orden establecido.

Los ricos, los poderosos y la iglesia alejada del pueblo se han adueñado de Jesús, cuando en sus ideas y en sus acciones Jesús siempre ha estado del lado de los pobres y de los más desfavorecidos.

En el mensaje de Jesús de Nazaret entendemos que ni el bienestar, riqueza, confort, lujo, placer y felicidad de este mundo pueden cubrir la tristeza, el fracaso y la desesperanza del corazón humano que lo lleva a enfermar su cuerpo y espíritu, y más aún producir en sí y su entorno la deshumanización de todo y de todos.

Sin embargo, ante este panorama se viene haciendo una guerra sistemática por todos los medios del sistema capitalista y burgués hacia la presencia de Jesús en la historia y la actualidad de su mensaje. Basta recordar la crítica, persecución y destrucción dentro de la iglesia católica de todo aquello vinculado con la teología de la liberación, con el trabajo y acompañamiento de los más pobres.

Las primeras comunidades cristianas siguieron sus enseñanzas, practicando la comunidad de  bienes dentro de un concepto fraternal de unidad y de igualdad, incluyendo a la mujer. No tenían jerarquías, ni templos, ni ídolos, ni crucificados muertos, como luego sucedió una vez creada la Iglesia que pervirtió toda la enseñanza de Jesús para obtener beneficios económicos y poder político.

El poder siempre hace lo mismo con los que se prestan a liderar los cambios. Su figura, más que emocionar a muchos en un paso de Semana Santa, lo que debe es servir para que no olvidemos que los que siempre nos dice la sociedad mercantilista hay que luchar por la libertad, igualdad y derechos de todas y todos.

Jesús predicaba la igualdad, la compasión y el amor, cosas que la mayoría olvida dejándose llevar por la fabricación de basura mental que solo piensa en el consumismo y lo estéril, dando más importancia al mundo exterior que a lo realmente humano.

Más allá de las creencias religiosas que se tengan es de suma importancia escuchar el significado de este humilde carpintero que cambio al mundo.






Fotografía por Éric Marvas.

Cuenta con estudios en Economía y Derecho, así como de maestría en Derecho Laboral y Doctorado en Economía y Políticas Públicas; ha desarrollado una carrera artística en la escritura y en diversas actividades culturales, así mismo cuenta con una trayectoria social y política en cooperativas, asociaciones y sindicatos, también en el ámbito gubernamental ha participado a nivel local y federal, es docente de licenciatura y posgrado, además de conferencista, contando con diversas publicaciones en varios géneros literarios.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad